Los problemas más frecuentes de las secadoras Indesit (y cómo solucionarlos)

Natalia Reyes
Natalia Reyes

Las secadoras han sido uno de los electrodomésticos que más debates han generado. Por un lado, tenemos a una parte de la sociedad defensora al 100% del uso de la secadora; por otro lado, hay quienes dicen no utilizarla porque estropea los tejidos.

Sin embargo, con el paso de los años y, sobre todo, las mejoras tecnológicas con las que se ha dotado a los electrodomésticos, en general, y a las secadoras, en particular, hacen, de estas máquinas, aparatos de bajo consumo, que cuidan al máximo de tus prendas y que, además, te facilitan la tarea de planchado, puesto que reducen las arrugas.

De entre todas las marcas de secadoras disponibles en el mercado, apostar por la marca Indesit es garantía de calidad. Estamos ante una de las marcas mejor valoradas por los clientes gracias a la eficiencia, calidad y resultados que ofrece esta firma italiana.

Muchos son los estudios y publicaciones, así como opiniones de los usuarios, en las que se reconoce la excepcionalidad de esta marca. Además, cuenta con modelos de secadoras de tamaño mini, ideales para los hogares con espacios reducidos. Si buscas calidad y eficiencia a precios y tamaños adaptables a tus necesidades, echa un vistazo a este artículo de secadoras pequeñas.

Además de las múltiples virtudes de la marca Indesit, no está de más mencionar algunos de los problemas a los que nos podemos enfrentar si ya tenemos o pensamos incluir una secadora Indesit en nuestro hogar. Si quieres conocer cuáles son las averías que pueden causarnos algunos quebraderos de cabeza y, sobre todo, aprender a solucionarlaseste artículo te interesa.

Luces apagadas en el panel de control

Comenzamos con uno de los problemas más comunes en las secadoras de la marca Indesit. Realmente, que las luces estén apagadas en el panel de control está relacionado con una forma de ahorro de energía del propio electrodoméstico. Es decir, no supone un problema en sí mismo, pero puede hacer que nos salten todas las alarmas.

Causa

Las secadoras Indesit tienen incorporadas el modo “Stanby”, el cual les permite ahorrar energía cuando está encendida, pero no se encuentra en uso. Es el modo ahorro o reposo que podemos encontrar en muchos otros aparatos o máquinas electrodomésticas y que suponen un ahorro energético y económico considerable.

Solución

Como hemos mencionado, las luces apagadas en el panel de control, se debe a un sistema predefinido de reposo en la secadora cuando no está siendo usada. No supone un problema en sí mismo. Al pulsar el botón de ON, las luces aparecerán de nuevo.

Error F11

En cualquier electrodoméstico o aparato tecnológico, la palabra ERROR no suele ser buena señal.

Causa

En la amplia mayoría de los casos, la aparición de ERROR en el panel de control suele estar vinculada a un fallo en el drenaje de la secadora, muy probablemente a un error de conexión con la bomba de agua.

Solución

Este tipo de fallos desembocan, en ocasiones, en llamadas al servicio técnico, dado que una manipulación errónea puede empeorar la situación. Nosotros, como inexpertos, podemos probar a apagar la secadora y desconectarla durante, al menos, 1 minuto. Transcurrido el tiempo, volvemos a encenderla. Si sigue apareciendo el problema en pantalla, contactaremos con el Servicio Técnico.

Humedad en las prendas

Si, cuando ha terminado el programa de secado y recoges la ropa, notas que las prendas siguen húmedas, podemos estar bien ante un problema ocasional o bien ante un fallo prolongado de la secadora.

Causa

Antes de buscar causas más rebuscadas, este fallo puede deberse a situaciones anecdóticas como no haber cerrado la puerta de la secadora correctamente o que el tiempo fijado de secado haya concluido.

En este sentido cabe mencionar que las secadoras de Indesit, cuentan con un sistema de seguridad por el cual el tiempo de secado está limitado a un máximo de 5 horas. Es por ello que, la secadora, puede concluir su programa sin que se haya secado la ropa por completo.

Solución

Tal y como hemos mencionado, tal fallo puede ser puntual o bien, si se repite de manera continuada, lo más adecuado será contar con el asesoramiento y análisis del servicio técnico.

Los indicadores parpadean rápidamente

Sabes que algo no funciona como debería cuando la opción “START/PAUSE” se enciende y se apaga rápidamente y, en su lugar, aparece un código con la letra F, acompañada, además de uno o dos números.

Causa

El parpadeo de los indicadores suele ser síntoma de algún problema relacionado con el filtro o el condensador.

Solución

Ante todo, apagaremos y desconectaremos la secadora. Con todo desconectado, tomamos el manual de instrucciones, que nos recomienda limpiar el filtro. Recuerda que siempre podrás contar con el servicio técnico si crees que no puedes solucionar por ti mismo el problema. Ante todo, lo último que queremos es agravar más la situación.

Si nos animamos a limpiar el filtro y el condensador, podemos encontrarnos con exceso de suciedad, el cual ha sido detectado por la secadora. Limpiamos ambos elementos, volvemos a conectar el equipo y comprobamos si sigue apareciendo el parpadeo. Si iniciamos un nuevo programa y las luces continúan parpadeando, acude al servicio técnico.

Ruidos en el tambor

Un problema más frecuente de lo que puede parecer. La buena noticia es que podemos acabar con esos ruidos, generalmente metálicos, de manera sencilla y rápida.

Causa

¿Hemos olvidado algún objeto en la secadora? En muchas ocasiones, los ruidos metálicos pueden deberse a que, dentro de las prendas, hemos olvidado monedas, alguna llave… y que, con el giro del tambor, provoca un tintineo constante.

Solución

La solución a este problema pasa por pausar el programa que hayamos puesto y comprobar los bolsillos de nuestras prendas, a fin de encontrar la causa del tintineo. Una vez identificado, reanudamos el programa.

En caso de que persistiera el ruido y no hallásemos otra explicación, contactaremos con el servicio técnico para que realicen una inspección más detallada y profunda.

El tambor no se mueve

Esta situación intriga tanto como el hecho de que el plato del microondas no gire cuando lo hemos puesto en marcha. En el caso de la secadora, tras haber elegido el programa de secado y poner en funcionamiento el electrodoméstico, notamos que el tambor no gira.

Si el tambor no se mueve, la ropa no podrá secarse adecuadamente, por lo que debemos detener el programa y zanjar el problema cuanto antes.

Causa

El tambor está integrado por numerosas piezas cuyo funcionamiento permiten el giro del tambor. El fallo de alguna o varias de estas piezas, podría estar detrás de la ausencia de movimiento. Las correas, ruedas jockey, tensores o los casquillos son solo algunas de las partes involucradas que pueden estar averiadas o que, quizá, hayan llegado al fin de su vida útil.

Una avería en el condensador del motor también podría ser la responsable de que el tambor no se mueva.

Solución

Podemos comprobar por nosotros mismos cuál es la pieza – o las piezas – que pueden estar averiadas y ser las causantes del problema. Dado que son muchas las causas a las que puede deberse este fallo, lo mejor será acudir a los profesionales que determinarán el fallo de forma más rápida y eficaz.

Saturación de agua

Este problema es, quizá, el más desconcertante y el que puede ocasionar mayores quebraderos de cabeza. Hemos seleccionado nuestro programa, la secadora se ha puesto en marcha y, al cabo de un rato, nos encontramos con que, por la base o por la parte delantera de la secadora, está saliendo agua.

Causa

Esta situación nos lleva a pensar que, o bien el contenedor del agua ha llegado a su límite y está saturado, o bien hay una obstrucción en el desagüe que le impide conducir el agua hacia el exterior.

La saturación del contenedor del agua es un problema poco frecuente, aunque podría ocurrir. Sin embargo, fallos de obstrucción por exceso de, por ejemplo, pelusillas, suele ser mucho más frecuente cuando se produce este fallo en la secadora.

Solución

En primer lugar, y para descartar, vaciaremos el contenedor de agua y verificamos si el exceso de agua ha desaparecido. En caso de no haber solucionado nada de esta manera, pasamos a comprobar la bomba del sistema de desagüe donde, quizá, encontremos algo que haya podido obstruirla. En tal caso, retiramos aquello que este taponando el conducto y volvemos a poner en marcha la secadora.

Si el problema persiste, podemos encontrar el fallo en los tubos de absorción o en el sensor de activación. En cualquiera de estos casos, lo mejor es recurrir al servicio técnico.

Escaso calentamiento

Realmente, este es un problema muy común sea cual sea la marca de la secadora. Si tras comenzar el programa de secado, la secadora no emite calor alguno, puede deberse a las siguientes causas.

Causa del problema

Problemas en el termostato o el calentador suelen ser las causas más comunes. En el peor de los escenarios, el fallo puede producirse por la avería de un relé.

Solución

La solución a este problema requiere cierto conocimiento técnico, por lo que recomendamos consultar a un especialista.