Recetas con trufa rallada que debes de probar

Natalia Reyes
Natalia Reyes

Dentro del ámbito de la alta gastronomía son muchos los ingredientes que destacan, pero uno de los más importantes es la trufa negra, la cual nos permite crear experiencias culinarias sublimes. La trufa negra no solo destaca por ser un hongo muy especial y demandado y por tener un aroma y un sabor muy intensos, sino que además su versatilidad a la hora de prepararla conquista a todo tipo de paladares y cocineros.

Pese a que la trufa negra, durante muchos años, se ha considerado un alimento gourmet reservado para los bolsillos más exigentes, en la actualidad esto ha cambiado. Cada vez resulta más fácil comprar trufa negra de calidad y crear nuestros propios platos en casa. Es por este motivo que si estás buscando recetas con trufas ralladas para hacer en casa, a continuación te dejamos una lista con platos que puedes preparar en el día a día.

Una vez que sepas cómo sacarle todo el partido a la trufa negra, podrás deleitarte con los mejores platos con trufa rallada y disfrutar del sinfín de sabores que te ofrece este hongo. Desde platos de pasta, arroces, huevos o verduras, la trufa se adapta por completo a todo tipo de alimentos. Si además utilizamos trufas ralladas, esta se convierte en un toque adicional especial que elevará todos tus platos. 

Pasta con trufa rallada

Comenzamos por uno de los platos más básicos y exquisitos que podemos hacer con trufa negra. Aunque idealmente puedes preparar la pasta con trufa negra a tu gusto, puesto que existen muchísimas opciones, en este caso vamos a centrarnos sobre todo en un plato de pasta sencillo y para todos los gustos. Para esta delicia gourmet, optamos por unas cintas o espaguetis de huevo que quedarán muy cremosos.

De esta forma, cocinaremos la pasta al dente en la cantidad que deseemos, conforme al número de personas que vayan a tomarla, y prepararemos nuestra salsa. Para ello, combinaremos en una sartén mantequilla, aceite de oliva y ajo picado hasta que este último quede dorado. A continuación, introduciremos a fuego lento la trufa laminada para que esta deje el jugo en la salsa.

Si quieres que la pasta con trufa quede todavía más jugosa, también puedes añadir un poco de nata y dejar que se cocine durante unos minutos. Finalmente, ajustaremos el sabor con sal y pimienta a gusto e introduciremos la pasta y la mezclaremos bien para que quede una salsa sedosa. Todo esto simplemente tendremos que servir el plato y decorarlo con un poco de perejil y ralladura de trufa por encima. 

Salmón al horno con verduras y ralladura de trufa 

Continuamos con otra de las mejores experiencias culinarias con esta receta con trufas ralladas y salmón al horno. De nuevo, escogeremos de dos a seis filetes de salmón conforme a los comensales y una mezcla de distintas verduras. Comenzaremos precalentando el horno mientras preparamos en una bandeja las distintas verduras cortando a rodajas, calabacín, zanahoria, cebolla, brócoli u otras.

Sazonaremos con sal, pimienta y aceite, y las cocinaremos durante aproximadamente 15 minutos a 200 °C. Por otro lado, prepararemos el salmón, agregándolo a la bandeja y cocinándolo durante otros 15 minutos adicionales, en función de la temperatura de nuestro horno. 

Cuando el salmón ya esté completamente cocinado lo retiraremos y lo serviremos en el plato. La idea es crear un nido de verduras sobre el cual posar el salmón para dejar por encima una ralladura de trufa generosa. Podemos añadirle gotitas de limón si queremos crear contrastes o si no tomarlo tal cual para disfrutar de un sabor espectacular. 

Patata asada con queso crema y trufa

Continuamos con otra exquisitez que prepararemos con patatas, queso, crema y trufa. Es una receta bastante sencilla, pero muy deliciosa que podemos acompañar con carnes, verduras o pescados a nuestro gusto. Comenzaremos escogiendo la cantidad de patatas adecuadas para el número de comensales que vayan a disfrutar de esta experiencia gastronómica con trufas.

Una vez lavadas las patatas, la secaremos con cuidado y las dejaremos con piel, cortándolas en rodajas o a cuadrados, en función de nuestras preferencias. Seguiremos asando las patatas al horno a 200 °C durante aproximadamente media hora. Importante que sazonemos bien las patatas con una mezcla de sal, pimienta y aceite, así como otro condimento a nuestro gusto. 

A continuación, prepararemos el queso crema mientras las patatas se asan y, cuando estas estén doradas, las extraeremos del horno y las emplataremos. Después, extenderemos el queso crema sobre las patatas hasta que se derrita. Para finalizar el plato, simplemente rallaremos generosamente trufa negra por encima del queso, disfrutando de su aroma y posteriormente del sabor del conjunto del plato.

Arroz con setas y trufa rallada

Si te están pareciendo interesantes estas recetas con trufa rallada queremos hablarte de la mejor tienda para comprar trufa negra. Con una producción completamente natural y local, https://trufalia.es/trufa-conserva/ ofrece trufa negra en conserva o trufa negra entera, así como también carpaccio de trufa para los amantes de la trufa. Ya estamos viendo la infinidad de recetas que se pueden crear con este hongo, así que si quieres disfrutar de este manjar podrás comprar trufa negra barata online desde su página web.

Con esto claro, continuamos con otra receta con trufa rallada que no puedes perderte. Tanto si prefieres hacer un risotto como si eres más de arroces caldosos, en este ejemplo podrás disfrutar de un plato exquisito que combinará texturas, aromas y sabores muy dispares pero que combinan bien. Escogiendo el tipo de arroz que prefieras y preparando las setas, comenzaremos cortándolas en trozos uniformes tras haberlas lavado y las echaremos a la sartén para que se sofrían.

Cuando el conjunto de setas ya esté más o menos dorado, añadiremos a la sartén cebolla, ajo y vino blanco, tinto o rosado, según el tipo que prefieras. Cuando el vino se haya evaporado, añadiremos caldo o de pollo o de verduras y añadiremos taza a taza el arroz. Dejaremos que se cocine a fuego lento y sacaremos cuando el caldo restante esté a nuestro gusto. Hecho todo esto, incorporaremos las setas, removeremos bien y emplataremos con la ralladura de trufa por encima. Nuestra sugerencia es que añadas también queso parmesano espolvoreado por encima para disfrutar de un sabor sin igual.

Huevos rotos con trufa rallada

Para acabar esta lista de recetas con trufa negra rallada queremos traer otro plato clásico que, además, puedes cocinar en apenas unos minutos y disfrutar tanto para comer como para cenar. La sofisticación de la trufa convierte este plato ya de por sí extremadamente delicioso en una experiencia que querrás repetir.

Primero comenzaremos trabajando en las patatas, cocinándolas en una sartén en rodajas. Las freiremos con abundante aceite hasta que estas queden doradas. Opcionalmente, podemos añadir a esta receta de huevos rotos también unos ajos para que las patatas tomen algo de sabor. Otra opción sería cocinar estas patatas también con pequeñas láminas de cebolla.

Sea como sea, una vez que las patatas estén listas utilizaríamos el mismo aceite para freír los huevos, asegurándonos de que se mantienen las yemas intactas. El siguiente paso dependerá de cómo prefieras preparar huevos rotos. La primera opción será añadir las patatas a la sartén y romper los huevos ahí mismo, dándoles una vuelta rápida de calor. La segunda será la de sacar los huevos intactos y colocarlos sobre las patatas ya emplatadas para romperlos directamente fuera de la sartén.

Una vez que hayas escogido la forma que prefieres, terminaremos por sazonar con sal y pimienta al gusto y rallaremos la trufa negra sobre esta mezcla de huevos y patatas. El sabor aromático impregnará enseguida la cocina para nuestro deleite. Así que ya podremos finalizar, añadiendo, si lo deseamos, un poquito de perejil fresco picado. Con ello, ya tendremos nuestra receta de huevos rotos con trufa rallada lista para disfrutar.